El negocio de segunda mano

Hay muchas maneras de cómo bajar el consumo desmesurado, disminuir los residuos de basura y gestionarla para hacer un planeta mucho mas limpio, que ignoramos o que simplemente no ponemos atención.

Usar ropa de segunda mano ha venido a convertirse en un gran negocio rentable para algunos emprendedores, pero también genera polémico y despiertan prejuicios a un sector de la sociedad. Partiendo de la idea de que una gran parte de las personas compramos ropa que luego desechamos en menos de un año, por estar fuera de la tendencia de la moda.

Nos hemos alocado en labores de producción en casi cualquier cosa, desde las bolsas que usamos para ir a cualquier tienda, los productos que compremos sean ropa, zapatos, comidas, bebidas, aunque no lo son se vuelven desechables, sin que se tenga la mas mínima conciencia de la basura que esto genera para producirlo.

Todos los empresarios están para producir y hacer dinero, interesar  los demás de sus productos, sin tomar en cuenta las consecuencias ambientales. El negocio de la ropa usada es un negocio que goza de grandes enemigos pero que puede llegar a solventar algunos problemas en el consumismo desatado.

Prejuicios de lo reciclado

Lamentablemente llevar una ropa usada, es tomado por algunas personas como que inspiras lastimas, es un producto para pobres o forma parte de un limosna. Se puede tomar a un apersona que acostumbra a comprar ropa de segunda mano como si tuviese problemas psicológicos por querer salvar al mundo por no querer colaborar con la generación de basuras.

Sin embargo, la ropa usada puede ser clasificada, de manera correcta y solventar problemas de varias índoles. Por ejemplo, es cierto que su bajo costo se puede ser llevada a sectores de bajos ingresos para que puedan vestir dignamente, pero también es frecuente encontrar tiendas de ropa de segunda mano, en la que difícilmente puedes darte cuenta que ya han sido usada por otras.

Materiales de construcción

En el área de la construcción también se pueden hallar los materiales de segunda mano, como las ventanas, bloques o puertas que han sido compradas de edificaciones demolidas. Otros creativos han podido hacer diseños arquitectónicos únicos a partir de materiales de vidrios, maderas o hormigón muy resistentes. Que sea un elemento usado no quiere decir que sea malo.

Claro una edificación siempre debe tener puertas y ventanas resistente a los ladrones y en materia de cerrajería nunca se deben escatimar para resguardar los bienes. Los cerrajeros sant cugat pueden colaborar sugiriendo cuales son las cerraduras que se ajustan a estos materiales inusuales de la construcción e incluso están capacitados para personalizar una pieza para que brinde el nivel de seguridad necesario.

La basura de unos es un tesoro para otros

No se trata que vas a usar algo inservible porque no quieres gastar en algo nuevo. Pero por ejemplo la ropa que diariamente se usa, puede ser aquella que alguien no quiso usar por mucho tiempo y que a ti te asienta bien. Los niños crecen muy rápido y pierden mucha ropa con rapidez, heredar la ropa es muy buena idea, te sorprenderás ver cuanto dejas de gastar.