Futbol e integración

Hace algunos años atrás, ni siquiera muchos, el futbol era considerado un deporte de hombres y cualquier cosa que saliera de allí era visto mal. Si, el futbol llegaba a ser un deporte extremadamente machista, una mujer solo veía l futbol, no debía entender el juego y mucho menos conocer las reglas.

El futbol, siendo un deporte universal  y siendo un deporte que integra el mundo, maneras de opinar, e incluso costumbres y tradiciones, fue abriéndoles caminos a las mujeres y hoy en día el futbol femenino es tan importante como el futbol para varones.

De hecho, en algunos países, el futbol femenino ha dado más alegrías que el futbol masculino, existen delegaciones de chicas que en verdad resaltan del todo por su calidad técnica. El futbol se trata de organización y de patear una pelota ¿Para quién puede ser eso difícil?

La verdad es que no lo es, y no se justifica que se piense que es un deporte solo para hombre, pero así era la sociedad, siempre poniendo barreras entre los géneros sexuales.

Hay en día, gracias a la popularidad que ha ganado el futbol femenino, ya no se ven a sus jugadoras como seres extraños, como seres que han decidido ir contra la corriente, más bien es algo normal, en algunos casos una situación que llena de orgullo.

Yo creo que el futbol ha logrado grandes cosas en el mundo, y una de ellas es la igualdad de géneros; el futbol nos ha dicho que no existen diferencias que a una mujer no se le quita nada por practicar el deporte, ni a un hombre se le pone nada si decide no hacerlo.