Estadios Deportivos de Terror

Los sitios de reunión social, donde el tráfico de persona es muy alto como las instalaciones deportivas, deben tener un sistema de seguridad muy avanzado. A mi particularmente, este tipo de lugares me provocan cierta fobia, de solo pensar si se presenta una situación de caos, ante un fenómeno sísmico, una alteración del orden publico por hechos de violencia, algún indicio de terrorismo además de ser efectivo para la propagación de epidemias.

 

Quizás puede sonar un poco paranoico, pero es la cruda realidad. Las instalaciones deportivas, han sido y siguen siendo objeto de ataque de terroristas, cosa que me parece tan perturbadora, como pueden acabar con la vida de niños y personas inocentes justificando cualquier motivo que los lleve a cometer hechos tan repudiados.

 

Organizaciones como por ejemplo, la FIFA tienen una serie de reglamentaciones para estas instalaciones, para garantizar la integridad física de sus jugadores, además de toso los que van a disfrutar de los partidos, vale la pena pensar que no basta con que un cerrajero urgente coloque las cerraduras o las puertas más innovadoras de los tiempos, que las puertas estén motorizadas, debe haber toda un despliegue de efectivos policiales.

 

Cuando vamos a un estadio es para recrearnos, para pasarla bien, para compartir con nuestros amigos o familiares de un momento de risas, alardes y ocios, jamás para pensar que lo nefasto puede pasar. Es por ello, la responsabilidad de los que convocan a estos eventos a mantener la integridad de los participantes, de la asociación deportiva de los encargados del estadio y del ente gubernamental respectivo.

 

No es tan sencillo como mantener la seguridad física de una vivienda, o de un establecimiento comercial, que puede bastar con los servicios de  cerrajeros 24h y todo continua en normalidad; no basta, porque mientras las personas disfrutan, están distraídos momento propicio para cualquier ataque el personal encargado de seguridad dentro del establecimiento, no deja de tener los ojos bien abiertos, para captar conductas sospechosas por medio de cámaras en sistemas de vigilancias.

 

Además de mantener a la multitud bajo control, mas si están permitidas bebidas alcohólicas, que alteran la actuación de los fanáticos.  Visitar un estadios deportivo, es toda una responsabilidad, que va desde la escogencia del personal como el de limpieza o mantenimiento.

 

Dentro de las normas establecidas para la seguridad hay planes de emergencia, una organización de autoprotección más la intervención inmediata para controlar la situación ante un siniestro. Debe haber adiestramiento de todo el personal, para la detección de cualquier actitud sospechosa que activen las alarmas y permitan la actuación adecuada de los organismos.

 

A pesar de que los eventos deportivos son una excusa perfecta para drenar el estrés diario, para compartir un tiempo en familias o irse de farras con los amigos, es importante saber que se cuenta con la debida seguridad dentro de las instalaciones, mas en tiempos tan difíciles que vive el mundo con los hechos de terrorismo, mientras más grandes sean estos centros de reunión, más atractivos son para estos depravados verdugos.